Errores comunes

Empezar un negocio es un desafío, pero sobre todo un arte en la medida que usted va a reflejar una idea particular y la va a plasmar de manera irrepetible dándole un toque especial. 

Lamentablemente, al igual que con muchos artistas, durante su proceso creativo usted puede cometer errores que lleven al fracaso su negocio. Es bueno entonces aprender de los errores comunes que otros emprendedores han comentido y así avanzar de manera más segura en la constitución de su empresa. A continuación le mencionamos siete defectos en los que, según la revista Forbes, usted no debería incurrir. 

1. No contar con asesoría legal desde el inicio

Eventualidades negativas siempre pueden acontecer. Las busquemos o no, finalmente llegan. Bajo esta premisa, contar con la asistencia de un abogado desde el inicio de las actividades comerciales de la empresa es como contratar un seguro,el cual permite minimizar los riegos y reducir el tiempo y los costos de enfrentarse ante un problema legal.


Muchos emprendedores, sobre todo en la fase inicial, deciden llevar los temas legales de la empresa por su propia cuenta - al final, los abogados no trabajan gratuitamente - . Y en muchos de estos casos puede ser que no exista ningún problema grande y que se puedan manejar todos los temas internamente. Sin embargo, si un cliente presenta una demanda formal complicada o existen problemas de fondo en su producto que produce consequencias no esperadas en sus consumidores, usted habrá estado muy contento de haber contactado con un abogado desde el inicio que le haya podido revisar su documentación y guiado a través de la implementación de prácticas legales seguras.


Nuevamente, es como contratar un seguro. Pensemos en un seguro contra incendios. Usted paga, y puede ser que nunca lo cobre porque a su casa nunca le pasó nada. Eso le puede fastidiar. Pero en caso su casa se hubiese quemado, usted habría estado muy contento de saber que cuenta con un seguro para volver a construir su propiedad.


Le brindamos un ejemplo: un proveedor le pide que le de una línea de crédito para poder agilizar la entrega de sus productos. Usted accede y le entrega el dinero. Luego de seis meses, usted observa que no existe ninguna mejora cuantitativa en el tiempo de entrega del proveedor y le reclama. Todo indica que dicho proveedor nunca implementó nada y que utilizó su dinero con otros fines. A esto le sigue una ruptura del vínculo que usted tiene con él y una querella en la corte que le resulta diez veces más costosa que si usted hubiese contratado un abogado que le hubiera asesorado en la correcta eleboración de un contrato de préstamo de dinero. ¿no cree que tener un abogado a la mano para estos quehaceres le sale a cuenta?

 

2. No transmitir información relevante a sus socios y abogados

Todos tenemos cosas que queremos esconder o de las cuales nos avergonzamos. Es normal entonces querer ocultar a los demás esas pequeñas fallas personales o errores que hemos cometido en el manejo de la empresa. Sin embargo, el éxito de su negocio depende de la confianza que tenga en las personas que están trabajo cercanamente a usted. De lo contrario, puede perder oportunidades de negocios o incluso arriesgar el futuro de su empresa.

Por ejemplo, imagínese que su empresa ha ganado una licitación para brindar al gobierno equipo médico para hospitales a lo largo y ancho del país. Usted y todos sus socios están muy contentos con el logro. Sin embargo, uno de los requisitos de la licitación fue que ninguno de los socios de la empresa tuviese antecedentes penales. Usted sabe que una vez hace ya varios años atropelló ebrio una persona que resultó herida, por lo que el incidente, a pesar de no estar en el registro formal de faltas, debió ser reportado. Usted considera que no es importante, porque ya pasó mucho tiempo y además no quiere que sus socios se enteren de este bochornoso accidente. Todo parece indicar que no van a haber mayores consecuencias, porque ya han ganado la licitación y el gobierno no ha hecho ninguna inquisición sobre el tema.

Sin embargo, luego de un par de meses, justo cuando ustedes acaban de pagar a sus proveedores en el extranjero para que les brinden todos los equipos médicos necesarios, un funcionario se entera por terceros que usted no declaró dicha falta penal y por ende le quita la licitación, le coloca una multa por haber mentido y lo deja con todo el material ya comprado sin poder ser entregado y con deudas por todos lados.

Si su abogado o sus socios hubiesen sabido de su incidente, ustedes hubieran podido haber tomado una decisión en conjunto, ya sea no presentarse a la licitación o solicitar la participación presentando un petitorio legal.

Un consejo adicional: revise bien la hoja de vida de todos sus socios y tómese el tiempo suficiente para conocerlos antes concretar negociaciones con ellos.

 

3. No completar correcta y diligentemente documentos importantes

Parece una verdad de Perogrullo, pero ser diligente a la hora de firmar documentos le puede restar muchos problemas. Sin embargo, no ser detallista es un error común en el que incurren muchos emprendedores.  Usted puede créer que es una exageración, pero muchas veces una falta de diligencia puede hacer que usted firme un contrato en el que un párrafo importante ha sido obviado, o peor aún, en el que a la cifra de venta le falta un dígito. Cómun es también escuchar que, luego de completar documentos importantes, los originales se pierden en los archivos de la empresa y nadie sabe dónde están. Son muy pocas las empresas en las que los emprendedores tienen una base de datos y recolipación de documentos sistemática. Lo usual es que usted escuche en un pasillo: ¿y dónde está esa factura? ¿y qué fue del archivo de excel que trabajamos juntos el año pasado? Evite estas circunstancias siendo ordenado y minucioso a la hora de hacer negocios en su sueva empresa. 

 
 

4. Usar modelos y diseños prefabricados o ya existentes en internet

Este es un error típico de la era digital, que se ha venido acentuando conforme más y más gente utiliza internet como medio de acceso a información. Imagínese que usted requiere de consejos sobre cómo llenar un formulario para el pago de planilla de su personal. Lo primero que hace es buscar en internet si alguien tiene un modelo que explique el llenado de dicho formulario. Y claro, usted encuentra una página que detalla precisamente este proceso. Usted sigue las instrucciones al pie de la letra y cree que todo está bien. Sin embargo, luego de un tiempo, usted recibe una comunicación del ministerio de trabajo en la que lo sancionan por haber llenado incorrectamente el formulario y haber malinterpretado información que debió incluirse en ellos. Nuevamente, le recomendamos asesorarse por un abogado o una persona con experiencia en los temas que competen a su empresa y no necesariamente dejarse llevar por lo que se puede leer en internet. 

 

5. Si se busca ayuda, que sea buena ayuda

En el país de los ciegos, el tuerto es el rey, dice el refrán. Esto es muy cierto y además aplicable en el caso de la formación de un nuevo negocio. Si bien hemos dicho que es preferible dejarse asesorar, usted debe tomarse el tiempo suficiente para encontrar la ayuda idónea. Nada peor que confiar en un abogado o consultor y luego darse cuenta que esta persona ha traicionado su confianza o no ha cumplido su trabajo a cabalidad. Si no cuenta con mucho dinero, contrate a un buen asesoror o abogado para tareas específicas y consiga así reducir su tarifa. Eso es mejor que tener una mano derecha mediocre que lo lleve directamente por un camino lejano al éxito. 

 

6. Construya una cerca - y no un muro – alrededor de sus ideas

Proteger los derechos de propiedad intelectual de su empresa no es una tarea fácil, pero tampoco debe ser una carga. Muchos emprendedores, debido al miedo a la copia o robo de sus ideas, lsa protegen de manera tal que impiden el normal fujo de información en la empresa. El resultado es un crecimiento más lento, desfase de las metas por cumplir y la aparición de malos entendidos.

No obstante lo anteriormente dicho, usted debe mantener una actitudad de vigilancia pasiva constante sobre cómo y a quién le transmite sus ideas. Por ejemplo, usted puede, y debe, firmar un acuerdo con sus principales clientes sobre la forma correcta del uso de su marca. Si su firma goza de una buena reputación, pero alguno de sus clientes no, usted no quisiera que dicho cliente realice publicidad mencionándolo. En ese caso, usted haría bien en hacerle firmar un contrato a su cliente en el cual se estipulen los límites que él tiene para hacer promoción de sus productos utilizando su marca e imagen empresarial.

 

7. Hacer negocios con amigos muy cercanos o familiares

Este es un tema delicado. En México, la mayor parte de las empresas se crean en el seno familiar. Ante este hecho, este “error” parecería indicar que la mayoría de empresas en México no debieron ser constituidas. No es así. Lo que queremos aquí decir es que formar una empresa con gente muy allegada puede generar tenciones o dificultades que deben ser muy bien observadas y manejadas. Usted no debe perder de vista que empezar un negocio involucra un trato prácticamente diario con sus socios. Si dichos socios son su familia o amigos, usteded va a tener que tomar una actitud formal y profesional con ellos, lo cual de por sí es extraño si considera que durante años el vínculo solo ha sido afectivo y cordial. Además, en caso existan problemas en la empresa, es muy fácil que se extrapolen los sentimientos y que usted observe un daño en su relación con esas personas cercanas a usted. Nuestro consejo es: siempre priorice su tranquilidad emocional a los negocios, porque un individuo en equilibrio y con paz reflejará dicha actitud en su quehacer empresarial.